Juegos de valores

Juego del compañerismo

Este juego no tiene el propósito de que haya tan solo un ganador, más bien pretende
mostrar cómo todos pueden disfrutar sin competir.

-Al principio se deben coger tres muestras de plantas o algo que se pueda encontrar a lo largo del camino. El juego consiste en que los niños identifiquen las elecciones iniciales en el entorno.

-Es muy fácil que los niños empiecen a competir por quién ha visto más o quién es el mejor. Es el momento adecuado para que entiendan, que lo importante del juego, es la emoción de reconocer la naturaleza, pero por el simple hecho de aprender a conocer el entorno natural, no se debe competir por ello. Es un buen momento para explicarles que la competición siempre conlleva una lucha por un objetivo. Siempre que hay una lucha, hay alguien que sufre por perder. Como unidad de grupo, no podemos consentir que nadie sufra, todos disfrutamos y colaboramos.


 juego de la colaboración


Cogemos la cuerda de la red de valores, le ponemos a la cuerda el nombre de la colaboración. Cuando los niños estén todos cogidos a la cuerda, podemos empezar un juego desde el principio del camino. Podemos traer un objeto de casa, una pelota pequeña de gomaespuma o algo parecido, pero no demasiado grande. Si no encontramos nada, podemos coger una pequeña piedra del camino.

 Les explicamos a los niños que vamos a colaborar entre todos ayudándonos a transportar la pelota o piedra y les enseñamos que aparte de ayudarse, la colaboración implica hablar entre ellos, pedirse cómo se sienten y si están bien para continuar. La colaboración les da fuerzas para conseguir crear la unidad, sin colaboración no podría crearse. Miramos el tiempo y cada niño puede llevar el objeto unos cinco minutos. Cuando lleve el objeto un niño del grupo, les vamos diciendo: imaginad que lo que lleváis es un cubo de agua para que todo el grupo pueda beber al finalizar el camino, y pensad que este cubo pesa mucho.

 Si todos queremos beber, debemos ayudarnos y crear la fuerza de la unidad. Les debemos mostrar que uno de ellos solo no lograría llevarlo o lo haría con mucho esfuerzo y acabaría muy cansado. Durante el camino, se pueden contar historias de lo que se puede conseguir si todos nos ayudamos y colaboramos para mejorar. El camino da para mucho, que cada adulto de los que guían a los niños tire de la imaginación y se deje llevar disfrutando de compartir estos hermosos momentos con ellos.


Un juego no siempre implica competir y que uno gane. Un juego es para divertirse y pasarlo bien. Por este motivo en la red de valores intentamos buscar que los niños disfruten sin que tengan que competir para divertirse. Si queréis hacer más juegos intentad que no impliquen la competición.


Juego de la honradez

En la excursión podemos llevar un objeto y al inicio dárselo a un niño, al darles el objeto debemos darles un valor como clave para conseguir dicho objeto. Los demás niños deben adivinar la clave para conseguir el objeto de forma honrada.

Todos los niños deben dar nombres de valores hasta adivinar la clave, el niño portador del objeto debe permitir que hablen todos aunque el primero sea el que ha acertado.

Como solo trabajamos con diez valores será muy fácil que adivinen, pero se trata de que aprendan los nombres de los valores. Una vez los saben y empiezan a acertar podemos complicar un poco el juego, para conseguir el objeto podemos empezar a explicar dicho valor y ellos tienen que adivinar de que valor se trata. Esto irá muy bien para poder aprender cómo actuar con cada valor.

Ejemplo:

Niño que tiene el objeto: Su clave es la tolerancia, el primero los escucha a todos y después dice quien ha sido el primero que la ha dicho.

Niño1 explica: Tratar las cosas con delicadeza, cuidando de no hacer daño.

Niño2 explica: No enfadarse cuando vemos algo que no nos gusta de otros.
El niño 2 es el que habría acertado la clave para conseguir el objeto. Hay que explicarles que lo habría conseguido de forma honrada.

Reflexión:

Este juego es muy complicado con el contenido de los valores y muy fácil con los nombres.
Es conveniente empezar con los nombres y cuando los tienen dominados pasar a las definiciones.
Para las definiciones es recomendable que los niños tengan unos 9 años.
Para los nombres pueden hacerlo con 5 años.
Al principio los papas tendrán que jugar con los niños y ayudarles, porque si no se cansarán y abandonarán el juego.

Finalidad de este juego:

-Explicar a los niños la importancia de conseguir algo de forma honrada, por más difícil que parezca puede ser muy divertido.
-Conocer todos los nombres de los valores que vamos a trabajar.
-Aprender la definición de todos los valores con la ayuda de los papas.
-Implicar a los papas con los niños para que colaboren y disfruten de compartir un momento de diversión.
-Que todos se respeten y permitan que todo el grupo participe.
-Enseñar a los niños que la finalidad del juego no es ganar el objeto, más bien es disfrutar todos juntos y aprender.




Juego de la tolerancia

Para niños de 5 a 9 años.
Este juego es para que los niños comprendan lo que es la tolerancia. Si reflexionamos unos instantes es complicado explicar a un niño lo que es, imaginad lo complicado que es que lo puedan integrar.

Finalidad del juego:
Que los niños comprendan lo que es la tolerancia.
No hay finalistas, todos ganan.
Pasarlo bien.

Explicando a los niños:
A veces estamos cansados, nerviosos o impacientes por algún motivo. En estos momento alguna persona viene y hace algo que suele hacer habitualmente y a nosotros nos molesta y nos enfadamos, entonces hablamos mal a esta persona, pero ¿Es así como habríamos actuado estando tranquilos?  ¿Es tan grave lo que ha hecho la otra persona?

La mayoría de las veces nunca es tan grave, siempre solemos enfadarnos con quien no debemos. Tenemos que tratar bien a todo el mundo y aprender a aceptar las cosas que hacen los demás.

¿Cómo se juega?

Para este juego vamos a necesitar hacer parejas de dos, si son impares se puede hacer un trío.

Una vez que hemos hecho las parejas, uno de los dos debe contar alguna historia al otro, un chiste o un cuento. En el momento que estén contando el cuento les dais una señal para que empiecen a contarlo subiendo la voz, hasta que el volumen sea bastante alto.

Al momento les dais una señal para que paren, y les pedís al que escuchaba cómo se ha sentido y si le ha gustado. Escucháis la experiencia que os cuenten y después empezáis al revés.
Los niños se lo van a pasar bien subiendo la voz y haciendo teatro.

Una vez que estén los dos, les explicáis que la tolerancia consiste en entender porque está chillando la otra persona y no devolverle el chillido, a pesar de cómo se sientan en ese momento. El objetivo del juego es la comprensión de una situación real que nos ayude a entender la tolerancia, la diversión reside en pasarlo bien haciendo el teatro de chillar a la pareja.


Juego de la comprensión


Este juego consiste en comprender que los juegos son para entretenerse y disfrutar, para compartir y aprender, pero en ningún caso para que se proclame un único ganador.

-Cogemos un palo o una piedra si estamos en el campo, en la playa puede ser con la mano.

-Cada participante va a dibujar un bicho o animal en la tierra o la arena.

-Una vez que todos hayan dibujado cada uno de los niños de forma ordenada por edad irá viendo los dibujos, y en cada uno intentará decir que cualidad le transmite dicho animal. No importa que las cualidades se repitan porque debe ser lo que sienta el niño.

-Los niños que no digan las cualidades escucharán y aprenderán lo que los demás comparten con ellos.

-Los adultos deben ayudar a aquellos niños que no encuentren ninguna cualidad, de hecho es normal que al principio no sepan que decir, pero con el tiempo aprenderán.

-Se trata de pasar un buen rato y de comprender que los juegos son para compartir y entretenerse, para fomentar el aprendizaje y el dialogo.  

Es importante explicar a los niños que la finalidad del juego es el entretenimiento, si os dejáis fluir veréis cómo podéis disfrutar como ellos.

Un ejemplo del juego:
Alguien dibuja un León y un niño dice: me transmite valentía, fiereza, fuerza.
Alguien dibuja una mariposa y un niño dice: me transmite ligereza, suavidad, belleza.
Alguien dibuja un pájaro y un niño dice: me transmite libertad, fragilidad, agilidad.

Es importante que los papas ayuden, con el tiempo disfrutarán de compartir sus sentimientos con los demás.



Juegos para el alma 

Es muy importante que los niños aprendan a seguir el camino del corazón. Para ello este juego consistirá en discernir si lo que hacen en sus días de forma habitual es el camino del corazón o sin embargo no está alineado con su camino.

¿Cómo empezamos?
Este juego se puede realizar mientras se camina, en el coche de camino al campo o una vez en el campo nos sentamos y jugamos todos juntos.

Empezando a jugar
Un adulto tiene que hacer una pregunta general y respetando el orden del más pequeño al mayor tienen que responder si lo que hacen en relación a la pregunta les aburre o les divierte.
Todo lo que les aburre esta desalineado con el corazón, esto no quiere decir que no sea necesario que lo hagan, sino que tienen que aprender a cambiar el punto de vista sobre lo que hacen y cogerlo como la finalidad que les permitirá desempeñar el camino del corazón.


Si nos dicen que el colegio les aburre pero les llama la atención la informática, para llegar a trabajar o comprender mejor la informática es  necesario aprender en el colegio todo lo que puedan, de esta forma les enseñamos a seguir su camino de forma equilibrada.

Ejemplos

Un adulto lanza una pregunta: ¿Os gusta el colegio?
Los niños responden:
-Si
-No
-A veces

Después se les pide por ejemplo: ¿Qué queréis ser de mayores?
Niños:
-Médico
-Yo enfermera
-Yo veterinario


Entre una pregunta y otra se para y se les dice:
Para llegar a lo que queréis ser primero debéis aprender los conocimientos necesarios, estos se os darán en el colegio. El sacrificio vale la pena, porque si no os esforzáis no podréis seguir el camino del corazón para hacer lo que sentís.

Siempre que uno desee seguir el camino del corazón deberá pasar antes por pruebas y momentos que quizás no serán divertidos, pero son necesarios para alcanzar vuestra meta.

Aclaraciones y finalidad del juego
La finalidad del juego es enseñarles a que sigan el camino que sienten, pero siempre hay un esfuerzo que hacer. A menudo lo que nos hace sentir bien es un indicativo de que estamos en nuestro camino, mientras que lo que nos aburre y nos causa apatía nos indica que algo no va bien. A veces es necesario sacrificarse y pasar por esa apatía, pero detrás de ese aburrimiento tiene que haber una finalidad y esta debe estar alineada con el corazón. De no ser así entonces es que no estamos en la senda correcta.

Desde las propias reflexiones aprenderán a discernir y escucharse a sí mismos, esto es muy importante. Todo camino conlleva un esfuerzo eso también deben saberlo, en este juego podéis aprovechar todo esto para transmitirles estas enseñanzas además de conocer mejor a vuestros hijos.