El Elogio para el 23 de Abril

El elogio es la capacidad de ver la grandeza que hay dentro de cada ser y expresarla al mundo. La fuerza del elogio fomenta la seguridad y la confianza, es la energía que impulsa a que otros confíen en las capacidades del alma.

Como llevar el elogio a tu día a día
Para poder trabajar el valor del elogio durante todo este mes de abril, podemos levantarnos y cuando encontremos un momento para conectar con nuestra alma nos disponemos a entrar un par de minutos en meditación. Cerramos los ojos y llevamos toda nuestra atención al centro de nuestro pecho, tomamos tres respiraciones profundas ensanchando la caja torácica y lentamente expulsamos el aire liberándonos de toda la tensión y el estrés. A continuación con la mirada puesta en el centro del pecho visualizamos o nos imaginamos una luz de color verde, esa luz representa la naturaleza de nuestra alma y durante unos instantes nos quedamos observando intentando sentir la tranquilidad y al mismo tiempo la confianza que nos aporta.

Vemos como poco a poco la luz va creciendo y se expande por cada célula de nuestro cuerpo, intentamos sentir el bienestar y la paz interior en conexión con nuestra alma. La luz que sale del centro de nuestro pecho genera una hermosa esfera de color verde a nuestro alrededor, si se lo permitimos la esfera nos mostrará aquello que nace de nosotros y fomenta nuestra confianza y nuestra seguridad. Nuestra alma nos elogiara para que después nosotros aprendamos este valor en otros. Recuerda que el elogio consiste en ver las capacidades del alma y expresarlas a la persona para que vea la grandeza que hay en su interior, y de esa forma pueda expresarla al mundo.

Propósito para tu día a día
Una vez hayas hecho la meditación y en ella hayas visto alguna de las cualidades de tu alma, permítete en algún momento del día sacarlas a relucir al mundo y entrarás en contacto directo con tu corazón. Te estarás expresando desde tu centro y serás tú mismo/a, esto durante todo el mes te permitirá que a través del elogio hayas conectado con tu alma y te permitas seguir el camino del corazón.

Meditación dinámica para la naturaleza


Cuando vayas a la naturaleza encuentra un momento para poder caminar mientras observas la grandeza que te brinda la tierra, puedes aprovechar ese momento para respirar el aire puro, observar la luz del sol, el canto de los pájaros y la tierra bajo tus pies. Durante todo el camino que quieras hacer la meditación dinámica puedes ir observando tu entorno y mandar un mensaje interno elogiando aquello que veas, si ves un árbol puedes mandarle un mensaje interno de gratitud y decirle que ves la grandeza que hay en él, si se trata de un pájaro puedes mandarle un mensaje de agradecimiento y decirle que escuchas la grandeza de su canto y la hermosura de su vuelo, si observas las rocas o la tierra del camino, de nuevo puedes agradecer y mandar un mensaje en el que elogies la hermosura y la belleza del paisaje que te brindan. Todo es infinitamente grande, cuando nos paramos a buscar de corazón a corazón la grandeza y no nos permitimos llevar por la mente, es entonces cuando conectamos con el alma de aquello que vemos y comenzamos a fomentar una unidad, es entonces cuando nos fusionamos y formamos un solo ser.



    Foto realizada por Oscar Gomez