La alegría para el 26 de Marzo

La alegría es una energía expansiva que se muestra al mundo a través de la expresión de nuestras acciones. Constantemente la gente anhela conectar con la alegría porque eleva la vibración de las emociones a puntos donde el dolor no tiene cabida, es una energía que fomenta la sanación y nos ayuda a conectar con nuestra parte más elevada. Cuando alguien vibra en la alegría contagia con su vibración al resto del mundo, uno se siente fuerte y capaz de cualquier cosa con la alegría. Podemos conectar con la alegría de muchas formas, como por ejemplo el compartir con seres queridos, quedar con viejos amigos para recordar y reír, ver cosas que nos gusten y nos hagan vibrar, en definitiva hay un sinfín de formas y creaciones para nuestra vida que nos van a permitir conectar con la alegría.

¿Cómo llevar la alegría a tu día a día durante este ciclo lunar?
Para conectar con la alegría durante todo este mes vamos a ver varias opciones que nos ayudarán:
-       
               - En primer lugar selecciona un recuerdo que te haga reír, algo que en su momento te hiciese mucha gracia y te permitiese reír mucho. Guárdalo para este mes y enfócate en lo que sentiste e intenta revivirlo, también puedes coger más recuerdos, pero se trata de que cada día por la mañana te proyectes en el recuerdo cinco minutos.

-         - En segundo lugar pon la intención de irradiar alegría a los demás y cuando hables alegremente simplemente observa la reacción de los demás.

-              -  En tercer lugar al levantarte piensa en algo que vas a hacer durante el día de hoy que te alegra el tan solo pensarlo, si no hay nada en tu rutina que te cause esa alegría entonces es hora de volver a la creatividad del mes pasado y hacer buen uso de ella para conectar con la alegría.

 

Meditación de la alegría

Para esta meditación siéntate con la espalda recta y cierra los ojos. Ahora observa tu respiración y permite que ésta se vaya haciendo más calmada y pausada, mientras lo haces pon la intención de detener la mente y simplemente quédate unos instantes observando como entras en la serenidad interior.
Visualiza una luz que nace del centro de tu pecho, esta luz tiene un hermoso color verde, el verde representa tu propia naturaleza es tu esencia y te ayudará a conectar con la alegría de tu alma. Permite que esa luz se expanda por cada célula de tu cuerpo irradiando en ellas calma y paz hasta llegar a formar una esfera que englobe todo tu cuerpo. Espera 15 segundos.
Ahora con la ayuda de tu propia luz conecta con tu alma y siente en tu corazón aquello que te causa alegría, permite que a través de tu mente tu alma te muestre una situación que te pueda ayudar a conectar con la alegría sin importar si es algo del pasado, del presente, del futuro o simplemente es algo inexistente. No juzgues aquello que sientas simplemente intenta disfrutarlo. La alegría es una energía de alta vibración que ayuda a sanar las emociones a eliminar el estrés mental y nos ayuda a reequilibrarnos, a menudo tenemos que poner nuestra intención para poder conectar con la alegría pero recuerda que siempre depende de nosotros y es una cuestión de elección. Esperar 15 segundos. Visualizamos como la esfera empieza a crecer y dentro de ella aparecen personas que en este momento de nuestra vida nos alegran, quizás incluso puede haber dentro de la esfera situaciones de vida y con cada una de ellas la esfera se hace más grande, permite que crezca hasta englobar a toda la tierra e intenta sentir la unión y conexión con la madre tierra y todos sus habitantes, dentro de esa conexión siempre que sea equilibrada podremos vibrar en la alegría todos juntos. Espera 10 segundos. Recuerda que la alegría es una vibración, un estado que te ayuda a ser feliz, tu puedes encontrarla al final siempre es una cuestión de elección. Fin

Meditación para la naturaleza

Para esta meditación mientras vas caminando por la naturaleza observa tu entorno y siente el sonido que te regala la naturaleza. Observa todo tu entorno e intenta conectar con la alegría del hermoso regalo que nos da la vida a cada instante, la naturaleza siempre está ahí y nosotros podemos verla cada vez que queramos, es un regalo para nuestros ojos y para nuestros sentidos, es un regalo para nuestra alma. Mientras caminas y te enfocas en todo esto observa en el centro de tu pecho como la energía de tu alma se expande conectándose con la naturaleza, de manera constante los entornos naturales fomentan la conexión con nuestra alma y esta no llevan a la alegría, mientras caminas si un pensamiento nubla tu mente simplemente lleva tu atención a los sentidos y observa la maravilla que tienes ante ti e intenta conectar con ella desde la alegría. Fin




                                              
                                                           Foto realizada por Oscar Gomez