La Humildad para el 25 de Diciembre

La humildad es el valor que te ayuda a conectar con el corazón, da paso a que la naturaleza del ser se exprese a través de actos que se basan puramente en el amor que nace del corazón. A menudo el ego quiere demostrar que es superior y en consecuencia nubla lo que siente realmente el corazón. El ego es el gran generador de conflictos, mientras que la humildad es el valor pacifista que ayuda a la resolución de los mismos, la vida a menudo nos pone a prueba y muchas veces caemos ante la debilidad del ego herido. La humildad ayuda a sanar todas las heridas generadas por el ego y permite que expresemos desde el corazón todo aquello que sentimos.

Como llevar la humildad a tu día
Para trabajar la humildad durante todo este ciclo lunar vamos a ser conscientes de cuando hablamos desde el ego o cuando estamos expresando desde el corazón. Para ello simplemente debemos tener presente en nuestras conversaciones que el ego a menudo se introduce sin darnos cuenta, siempre que queremos quedar por encima es el ego el que habla. Cuando hacemos un chiste gracioso a costa de los demás de nuevo es el ego el que habla, si alguien nos cuenta algo y nosotros sin dejarle terminar se lo estamos comparando con algo nuestro es el ego el que habla, cuando las personas se enfadan dentro de una conversación es porque el ego ha sido la guía de esa conversación.

Para tú día a día
1-      Escucha a los demás cuando hablan e intenta no pisarles en su conversación.
2-      Intenta no hablar de manera impulsiva, se consciente de tus palabras y la energía que mueves al expresarlas.
3-      intenta conectar con el corazón cuando converses con otras personas, basta con poner la intención y tu alma hará el resto.

Meditación de la humildad

Para esta meditación nos sentamos en una posición cómoda con la espalda recta, cerramos los ojos e intentamos relajar el cuerpo con cada respiración. Ahora ponemos toda nuestra intención para conectar con la energía de la humildad, la humildad es el valor que ayuda a que nuestra alma salga a relucir al exterior expresando el amor que siente hacia el mundo. Nuestra alma ha venido a expresar amor y cada vez que a través de nuestra expresión generamos conflictos nos perdemos del camino del alma y conectamos con nuestro ego, para reconectar con el alma debemos hacerlo a través de la humildad y así dejaremos que lo que sentimos en el corazón se exprese hacia los demás generando armonía y paz. Esperar 10 segundos.

Ahora visualizamos una esfera blanca, pura y hermosa. Esta esfera rodea todo nuestro cuerpo y nos ayuda a conectar con el alma a través de la humildad, conforme conectamos con la energía de la humildad la esfera empieza a crecer y se expande alrededor nuestra, abarca cada vez zonas más amplias. La humildad se encuentra en cada una de aquellas acciones que te acercan al corazón, nos permite escuchar a los demás sin compararnos, nos permite reír con los demás sin humillar a nadie, la humildad hace y muestra que la naturaleza del ser humano es igual en todas las personas y saca a relucir que en realidad todos somos amor. Esperar 10 segundos.

Cuando la humildad está presente en nuestro día y guia nuestras conversaciones genera armonía en nuestro entorno y nos ayuda a acercarnos al amor que sentimos hacia nuestros seres queridos, la humildad es la guía, es la referencia para seguir un camino que nos enseñe a controlar el ego. Ahora visualizamos como la gran esfera blanca continúa creciendo abarcando a todo el planeta generando una gran oleada de humildad y conectando a todos los seres desde el corazón. Fin



Foto realizada por Emilio Colom



La aceptación para el 27 de Noviembre

La aceptación es la capacidad de poder asumir que todas las cosas que suceden en la vida pertenecen a un plan mayor al que nosotros no alcanzamos a ver. La vida a menudo nos trae situaciones que no comprendemos, a veces nos podemos pedir el porqué de una determinada situación, pero en realidad si no miramos más allá de la emoción que nos causa, no lograremos  ver el plan al que acontece. La aceptación es el valor que nos ayuda a comprender que todo en la vida sucede porque hay un plan divino que está detrás de cada una de las situaciones que todos los seres comparten, a veces algunas situaciones son más traumáticas que otras, pero si miramos el aprendizaje, en realidad siempre veremos que detrás de todo hay un gran aprendizaje. La aceptación consiste en conectar con ese aprendizaje, ver las cosas y aprender de lo que me está sucediendo, en aceptar desde el amor esa lección sin conformarme con la vida desde la rabia.

La aceptación es el valor que disuelve toda lucha interna y nos ayuda a avanzar por el hermoso camino de la vida a través del conocimiento y de los aprendizajes que vamos adquiriendo. Es un valor que implica otras muchas cualidades y por ello cuando algo nos causa algún tipo de molestia debemos parar y meditar en silencio sobre el aprendizaje que hay detrás de esa molestia, si conseguimos conectar con el aprendizaje podremos aceptar gratamente la situación que la vida nos está brindando en ese momento.

¿Cómo trabajar la aceptación en tu día a día?

Para todo este ciclo lunar podemos trabajar la aceptación identificando en primer lugar todas aquellas situaciones que nos provocan algún tipo de rechazo o enfado, una vez las tenemos identificadas hay que buscar desde la perspectiva positiva las enseñanzas que esas situaciones están provocando en mí. Cuando he identificado las enseñanzas que provocan me puedo centrar y potenciar en esas enseñanzas, a continuación vamos a ver un ejemplo:

En mi trabajo mi jefe o algún compañero me hacen la vida imposible, siempre están de mal humor y tengo que aguantar sus impertinencias. Además de eso constantemente hacen que me sienta inferior y parece que le gusta realzarse en el cargo que tienen, es como si su felicidad dependiese de provocar malestar en los demás.

Esta situación pone de manifiesto que hay alguien que está por encima de nosotros en lo referente al ámbito laboral, eso hace que me sienta inferior y además se realzan tratando mal a los demás. ¿Qué lección de vida me está enseñando esto?

La vida en este caso nos enseña que siempre tendremos a alguien para sacarnos del estado de confort en el que nos sentimos bien, la paciencia y la autoestima es lo que tenemos que trabajar para poder aceptar con total normalidad esta situación de vida. Una persona que se realza tratando mal a los demás es un indicativo de que es infeliz, si aprendo a que el trato hacia mí de los que son infelices no baje mi autoestima podré contagiarles con mi felicidad y mi buen carácter, ellos probablemente actúan de ese modo debido a su infelicidad y su mal genio o su malestar. En cualquier caso la vida me brinda la posibilidad de trabajar mi autoestima, mi paciencia y sobre todo mi bondad. Si conseguimos ante una situación de tal magnitud permanecer en la serenidad, entonces habremos aprendido la lección que la vida nos trae a nuestro camino y podremos vivir en la felicidad contagiando a todo nuestro entorno con nuestra hermosa vibración.

A veces se puede pensar que una situación así es algo idílico, pero si en realidad nos paramos a pensarlo bien no nos queda otra opción para poder ser felices, porque siempre encontraremos gente en situaciones similares y de esta forma lo que hacemos es que nuestra felicidad dependa solamente de nosotros.

Meditación de la aceptación

Nos colocamos en una posición cómoda con la espalda recta, cerramos los ojos y tomamos tres respiraciones profundas. Esperamos unos 15 segundos antes de comenzar.

La aceptación es un valor que nos acercan a la felicidad del alma, implica la integración de la serenidad, de la calma y sobre todo de la paciencia. Saber cuándo debemos ser pacientes y cuándo debemos estar en calma es importante para que la aceptación no se convierta en conformismo, la gran diferencia entre el conformismo y la aceptación es que el conformismo provoca en nuestro interior una resignación y rabia, mientras que la aceptación disuelve toda rabia de nuestro interior y la transforma en amor hacia lo que la vida me trae, agradeciendo incluso la lección que nos brinda la oportunidad de hacer un crecimiento interior. Esperar 10 segundos.

Si nos planteamos por un momento ¿cuál es el fin de la vida? Quizás nos resulte complicado encontrar una sola respuesta para una pregunta de tal magnitud, pero ciertamente podemos llegar a comprender que en la vida constantemente estamos aprendiendo y la aceptación nos ayuda a la disolución de toda rabia y de toda resistencia. Necesitamos de muchos valores para poder alcanzar un estado de serenidad y de confort, la aceptación permite disolver toda lucha e integrar las lecciones de la vida sin resistencia, aunque probablemente no alcancemos a entender el fin de la vida podremos comprender que vivir una vida desde la armonía y la paz interior nos ayudara a ser mucho más felices y la aceptación es uno de los valores que nos aportará esa paz interior.

Ahora durante unos instantes visualiza una gran esfera de color dorado que rodea todo tu cuerpo, esta esfera te ayuda a conectar con todas las acciones que han sucedido en tu vida. Deja por unos instantes que la esfera te ayude a recordar cuáles son las situaciones que no has aceptado, que has luchado internamente y que esto ha generado conflicto. Esperar 20 segundos.

Ahora permite que la esfera te ayude a recordar las situaciones de vida en las que has aceptado y la rabia se ha disuelto, de esta forma has podido integrar la lección de vida que te venía en ese momento. Esperar 20 segundos.


Para finalizar con esta meditación vamos a poner la intención de vivir la vida desde la felicidad, con armonía, caminando hacia la paz interior e irradiando esa paz al exterior, viviendo de ese modo una vida más plena. Cada vez que la vida traiga a tu camino una situación que te provoca rabia puedes poner la intención de conectar con la aceptación y de este modo disolver esa rabia integrando la lección que esa situación te trae. Recuerda que si queda algo de rabia en tu interior entonces la aceptación se ha convertido en conformismo, la manera de disolver la rabia te llevará a la aceptación y a la integración del aprendizaje. Fin




Artículo escrito por Liberto Bosch