Equilibrio del 7º centro "La Unidad"

Explicación del 7º centro “La unidad”


El séptimo centro representa la unidad, para poder trabajarlo antes debemos comprender que implicaciones tiene la unidad en nosotros/as y en el mundo. Vivimos en un planeta que es nuestro hogar, compartimos todos sus recursos para sobrevivir y en realidad la vida se da gracias a todo lo que este nos da. Por ese motivo cualquier cosa que haga una persona afectará en mayor o menor medida al planeta y eso hace que todos estemos conectados. Cada persona es única y como tal forma un ser individual, pero todas las personas provienen de unos padres y con ellos forman un núcleo familiar. Todas las personas pertenecen a un pueblo o una ciudad y este a un país, en realidad hay infinidad de unidades que parten desde nosotros hacia el universo.

 “Todos somos uno en diferentes escalas de la unidad”, para poder encontrar el equilibrio y la felicidad debemos armonizarnos con todas estas escalas y vivir en paz comprendiéndolas e integrándolas. El séptimo centro se equilibra encontrando la armonía en todas las escalas de la unidad a través de los valores del alma que son: La honestidad, la honradez, el respeto, la tolerancia, la comprensión, la colaboración, el compañerismo, la amistad, la lealtad y el sentido de la unidad. Todos y cada uno de estos valores nos acercan a la armonía de la unidad, siempre que vivamos un conflicto o una experiencia que nos cause dolor será que en alguna de las escalas de la unidad nos habremos desarmonizado y podremos solucionarlo repasando y trabajando los valores. 


 Juego del 7º centro “la unidad” 


Para este juego le vamos a explicar a los niños que es la unidad y en que consiste armonizarla. Una vez que lo sepan tenemos que pedirles cuantas escalas conocen ellos de la unidad y tienen que encontrar más escalas. Finalidad del juego: Aprender que es la unidad con sus escalas y como se armoniza. 

 En que consiste el juego: Consiste en encontrar diferentes escalas de la unidad y ver de qué forma son armónicas. 

 Reglas del juego: Empiezan los más pequeños y van diciendo todo lo que puedan, después los más mayores y así sucesivamente. No hay un ganador, es un entretenimiento para aprender e integrar. Siempre se le puede dar más o menos énfasis con las preguntas y así captaremos la atención de los niños. El juego puede ser más o menos complicado dependiendo de la edad de los participantes, porque pueden participar incluso los adultos, únicamente hay que subir el nivel de dificultad.

 Ejemplo: ¿En qué escala de la unidad te sientes más conectada/o? ¿Qué valores son los que empleas más para generar armonía en esa escala? Se pueden hacer preguntas para poder comprender y aprender sobre el séptimo centro. Ejemplo para los niños: -¿Quién forma vuestra unidad familiar? -¿Vuestra clase es una unidad? -¿Si alguien genera un conflicto en clase afecta al resto de los niños como unidad que sois? -¿Cómo afecta al planeta si tiramos un vertido toxico al agua? ¿A cuántas unidades creéis que afecta negativamente?

 Este tipo de juegos son didácticos y reflexivos, hay juegos que pueden resultar más entretenidos que estos pero son para que aprendan y hay que ver un momento ideal para realizarlos. Se puede hacer en el coche, caminando o en un momento de calma, pero es probable que si en un momento en el que corren por el campo o la playa les paramos para hacer este juego no querrán participar, pero si hallamos el momento idóneo resultará muy instructivo.



Meditación en audio