Meditación del 6º centro (chakra)

¿Cómo se hace Red de Valores?
Un círculo de Red de Valores se hace de forma muy sencilla, basta con quedar con las personas interesadas y poner la intención de pasarlo bien y trabajar los valores del alma. Cada mes hay una propuesta y una meditación de audio, coger diferentes juegos de la página de la red incluido el propio de la propuesta del mes y jugar. Si dejamos a un lado la vergüenza e intentamos fluir desde el corazón nuestra alma se expresará y todo irá genial.

¿Dónde la podemos hacer?
Podemos hacerla en el campo, en la montaña, en la playa, en un parque o en cualquier lugar que este en la naturaleza. Es ideal aprovechar las diferentes estaciones para poder ver y disfrutar de los diferentes paisajes.

¿Qué personas pueden hacerla?
Todas las personas que lo deseen, no importa la edad, ni si tienen hijos, ni si vienen con más gente. Porque la intención de la Red de Valores es que todo el mundo pueda disfrutarla y compartirla recuperando así los valores del alma.

¿Qué son los valores del alma?
Los valores del alma son aquellas cualidades que posee nuestra alma en su estado original, por eso el hecho de trabajarlos nos ayuda a que podamos ascender y nos dirijamos hacia el amor. En el origen todos nacimos del amor y ahora tenemos la posibilidad de volver a irradiarlo a través de nuestro comportamiento y así retornar a nuestro origen. Los valores del alma son una referencia para identificar cuando nos alejamos del amor o cuando seguimos su camino, es importantísimo que los niños lo aprendan pero igual de importante es que los adultos también lo integren.

¿Cómo se hacen los juegos de la Red?

Cada juego viene con sus instrucciones, pero es importante tener en cuenta que los juegos de esta Red son para pasarlo bien y disfrutar de compartir un momento agradable. Nunca enfocamos los juegos para que haya un ganador, de forma que solo ganan aquellos que consiguen pasarlo bien. Se pueden hacer en el coche, en el camino, en la merienda o en cualquier momento. Si es demasiado sencillo para los niños se puede aumentar la dificultad al punto que pueden jugar los adultos con los niños. Pero recordad que el propósito es disfrutar.


Equilibrio del sexto centro


El sexto centro es el encargado de controlar la mente, si dejamos que la mente se llene de pensamientos y todos juntos cabalguen en nuestra cabeza como caballos salvajes entonces los propios pensamientos desbordan las emociones. El sexto centro puede equilibrar a todos los demás centros, porque para alcanzar un buen equilibrio siempre necesitamos ser conscientes de los diferentes estados en los que nos encontramos, pero estos solo se pueden percibir desde la mente. Un autocontrol mental ayuda a que podamos alinearnos, relajarnos y tranquilizarnos para poder gestionar nuestras acciones de cada día y así alcanzar un equilibrio. El autocontrol se alcanza con la ayuda del sexto centro, todas las personas son capaces de controlar sus pensamientos, únicamente deben aprender a hacerlo.

Meditación del 6º centro




Juego del sexto centro


Para jugar a este juego vamos a explicar primero que el sexto centro es el encargado de detener el pensamiento o de activarlo.
Los niños basta que sepan que pueden controlar el pensamiento solo con su voluntad.
El juego va a consistir en dejar la mente en blanco durante el máximo de tiempo posible, la intención es que a través de este juego aprendan a controlar su propia mente. No importa que unos duren más que otros, se trata de compartir la experiencia y probar nuestras propias capacidades.

¿Cómo se hace?
Nos ponemos todos juntos y uno es el que va a probarlo.
 Con los ojos cerrados llevamos nuestra atención al centro de la frente por encima de las cejas y miramos a ese punto. Subimos un brazo y ponemos la intención de parar el pensamiento, cuando estamos preparados bajamos el brazo y en ese momento empieza el juego. Cuando un pensamiento cruza nuestra mente abrimos los ojos y el tiempo que hayamos tardado desde que bajamos el brazo hasta que abrimos los ojos nos indicará que ese es el tiempo que podemos controlar nuestra mente. Todos los otros participantes pueden ayudarnos a contar los segundos y así se hace más divertido.
Al principio tardaremos muy poco sin pensamientos, quizás unos dos o tres segundos, pero con el tiempo aprenderemos a controlar nuestra mente.

Intención del juego

Aprender a controlar la mente al mismo tiempo que lo hacemos divertido. No consiste en ver quién es el mejor en controlar la mente, sino en ayudarnos y compartir una experiencia.

Este juego es muy importante porque si lo incorporáis un poquito en cada Red que hagáis probablemente los niños y los adultos querrán mejorar y es posible que practiquen en casa. Sin demasiado esfuerzo habréis enseñado una técnica de meditación y fomentareis a que la gente la practique para mejorar en el juego.