Meditación del quinto centro

El quinto centro es el de la expresión


El quinto centro es el centro de la expresión y la comunicación, a través de él compartimos experiencias con otras personas, es la forma en la que interactuamos con el mundo. Si este centro se desequilibra es muy probable que seamos infelices, por eso es tan importante que lo tengamos equilibrado y sobre todo que se lo transmitamos a los niños. Cualquier conflicto se arregla con una buena conversación basada en el respeto y el amor. Todo conflicto se previene desde la expresión y la compresión.






Meditación del 5º centro

Para esta meditación nos sentamos en una posición cómoda con la espalda recta, cerramos los ojos y durante unos instantes observamos la respiración. Esperar 10 segundos.

Ahora llevamos nuestra atención al punto que hay entre las cejas en el centro de la frente, desde este punto adoptamos la intención de detener el pensamiento y de nuevo observamos durante unos instantes. Esperar 5 segundos.

La comunicación con los seres que nos rodean permite que podamos compartir experiencias y  crecer hacia el amor. El centro de la expresión se equilibra como los demás centros a través de las vibraciones basadas en los valores, porque estos nos ayudan a encontrar el camino hacia el amor y la armonía, alimentan la unidad y nos aportan felicidad. Esperar 7 segundos. Todos los centros energéticos del cuerpo tienen su punto de equilibrio para la evolución del ser humano, dicha evolución se halla en el amor hacia los demás, en alcanzar la armonía y la unidad. La expresión de nuestros pensamientos y sentimientos debe ser para poder compartir y experimentar vivencias gratificantes para todos. Cuando gritamos en medio de una conversación, cuando perdemos la razón y herimos con nuestras palabras, cada vez que nos hacen daño o nos sentimos solos y no lo expresamos, cada vez que eso sucede nuestro quinto centro se desequilibra. Podemos mantener una conversación desde el respeto o con su ausencia, desde el ego podemos maltratar y herir o ser cariñosos y amables. Cada expresión del lenguaje corporal, cada palabra y gesto están impregnados por una energía y en el mundo dual en el que vivimos esta energía puede surgir del amor o de la ausencia del mismo. El centro de la expresión va muy bien para que uno mismo/a crezca y se auto observe para evolucionar. Esperar 10 segundos.

El centro de la expresión es muy importante porque nos lleva a interactuar con las personas, nos lleva a compartir y a crecer. Ahora visualiza una gran esfera de color dorado e imagínate que estas dentro de la misma, te transmite paz y tranquilidad, te ayuda a equilibrarte y armonizarte. Esperar 5 segundos.

La esfera te va ayudar a recordar cuál es tu forma de expresar habitualmente, desde la rabia o desde el cariño, desde el respeto o desde la ofensa, desde el ego o desde la unidad. Ahora deja que te ayude a verlo. Esperar 15 segundos.

Cada palabra tiene una energía y esa energía una consecuencia, el equilibrio de este centro se basa en poder expresar generando la máxima armonía posible en el entorno. Deja que la esfera te muestre algunos ejemplos. Esperar 10 segundos.

Ahora llena la esfera de palabras hermosas, palabra basadas en el cariño y en el amor. Mientras lo haces observa como esta crece y se hace más grande y hermosa. Esperar 15 segundos.

Ahora observa como todas las palabras que le has mandado se integran en ti y cada vez que desees equilibrar tu centro buscarás la forma de expresar tus sentimientos desde el cariño y el respeto hacia los demás. Ahora la esfera vuelve a encoger e integra toda esa energía en ti, siempre que lo desees ella te ayudará a actuar de forma equilibrada. Esperar 15 segundos.
Ahora lentamente podemos ir abriendo los ojos.










Juegos para equilibrar el 5º centro


Para este juego vamos a formar grupos de tres o cuatro para que sea más fácil la comunicación.  Mientras uno hablará los otros estarán escuchando respetando al compañero.
En un paseo por el campo, mar o montaña uno deberá buscar tres cosas de la naturaleza que llamen su atención y expresará con palabras cariñosas lo que le transmita cada cosa, expresará hasta un máximo de tres palabras por cada cosa.
La idea es aprender que si observamos algo siempre nos produce algo y el hecho de expresarlo delante de los demás nos ayudará a equilibrarnos y a que los demás nos conozcan. En este juego no hay ganador alguno, simplemente se trata de entretenerse un poco y que todos nos conozcamos mejor.

Ejemplo:
Un árbol: Me transmite paz, fuerza y vida.
Una flor: Me trasmite ternura, delicadeza y belleza.
Una piedra: Me transmite dureza, me viene a la cabeza su paso en el tiempo y su frío tacto.

Si cada persona expresa sus pensamientos y sentimientos con el máximo cariño y respeto posible aprenderán a comunicarse. Uno de los grandes causantes de conflictos es la falta de 
comunicación.