Trabajando la Amistad

La amistad

La amistad es un vínculo que nace a través de las experiencias que compartimos con los demás. Para que crezca fuertemente debemos alimentarla con valores que nos acercan al amor, valores como la honestidad, la honradez, el respeto, la tolerancia, la comprensión, la colaboración, el compañerismo y la lealtad. Si contemplamos una amistad desde esta perspectiva y la cuidamos constantemente, dicha relación será para toda la vida.

Es sumamente importante transmitir y enseñar a los niños que así es como se forjan las amistades, debemos mostrarles a través del ejemplo todo lo que les conducirá a su completa integración. El ser humano aprende en base a la repetición y a la experiencia, por este motivo no basta con decir a un niño -No tienes que enfadarte- porque ¡no comprenderá el por qué no enfadarse si alguien ha hecho algo que le ha molestado!

Deben comprender la importancia que tienen el respeto, la tolerancia y la comprensión para no enfadarse y crecer con las experiencias. Los valores son fundamentales en la resolución de conflictos porque guían a las personas para caminar a través de la armonía y la paz.

Si queréis que vuestros hijos disfruten de autenticas amistades basadas en el cariño, el respeto y el amor, dedicar cada día cinco minutos a explicarles en que se basa una amistad y como esta puede crecer y hacerse fuerte.



Meditación de la amistad

Para realizar esta meditación formamos un gran círculo entre todos los participantes, nos sentamos en una postura cómoda y cruzamos las piernas. La espalda siempre debe estar recta y las manos entrelazadas.

Cerramos los ojos y llevamos nuestra atención al abdomen y lo relajamos, en el abdomen se sitúa el tercer centro que se relaciona con las emociones, al relajar el abdomen este centro se estabiliza y las emociones se relajan. Después llevamos la atención al punto situado encima de las cejas y lo relajamos, aquí se sitúa el sexto centro que es el que controla a los demás y es el centro de la intuición. Desde su enfoque adoptamos la intención de detener el pensamiento y permanecemos unos diez segundos en calma.

Ahora visualizamos una persona con la que tengamos una gran amistad y reflexionamos sobre nuestros sentimientos hacia ella, cariño, comprensión, respeto, estimación y los que te surjan. Sigue haciéndolo durante unos quince segundos.

Con esa sensación de amor hacia la otra persona visualiza una gran esfera de color blanco que te envuelve. La esfera te transmite seguridad y paz, ella percibe tu vibración de amor y con esta vibración empieza a crecer cada vez más. Envuelve a todas las personas del círculo, a toda la naturaleza que se encuentra a su paso, a los animales, crece y crece hasta abarcar toda la tierra. Sientes un gran sentimiento de amistad por todas las personas y poco a poco entiendes la importancia que tiene ser tolerante con los demás, ser comprensivo, ayudar y caminar en una dirección formando una gran unidad. Espera diez segundos.

Ahora con estos sentimientos la esfera te transmite las formas en las que puedes enseñar a los niños y trabajar tu mismo/a la amistad. Guíate siempre por el corazón, imagina que ves al mundo a través de un prisma y este te muestra si las acciones que acontecen están basadas en el amor. Esperar diez segundos.

Esta esfera quedará conectada a la red de valores permanentemente y ayudará a todo el que lo necesite a trabajar la amistad. Solo tienes que poner la intención de conectarte con su energía. Fin


Juego de la amistad

Para este juego vamos a explicar a los niños lo que es la amistad y en que se basa, una vez hecho esto podemos comenzar.

Es un juego de adivinanzas en el que aprenderán los valores.
Dependiendo de la edad de los niños debemos ponérselo más fácil para su comprensión verbal, pero todos lo pueden aprender.

La idea es pedir a un niño si sabe que valor es el que hablamos y la consecuencia que tiene no emplearlo.

Un ejemplo:

Una niña se enfada con otra y le chilla, ¿que valor es el que no ha empleado?
Tolerar es la respuesta

¿Cómo se siente ahora la niña afectada?
Mal porque le han chillado, dicho de otro modo la han maltratado verbalmente.

“Aunque podéis pensar que el maltrato es un poco fuerte para describir una situación, pero lo cierto es que el maltrato tiene muchos grados de intensidad”

Otro ejemplo:

Un niño ve que su amigo no puede terminar algo que esta haciendo y este pasa de ayudarle y se desinhibe del problema de su amigo. ¿Qué valor no emplea?
El compañerismo es la respuesta.

¿Cómo se siente el niño que necesita ayuda?
Solo, sin nadie que le ayude.

Aunque el niño no tiene la obligación de hacer nada, puede empatizar y ayudarle, además así crece la fuerza de la unidad.

Otro ejemplo:
Un niño molesta a otro todo el tiempo y le incordia. ¿Qué valor no cumple?
El respeto, porque abusa de la confianza e invade su espacio.

¿Cómo se siente el niño afectado?
Pues se sentirá débil ante una situación que no puede controlar.



Este juego se puede realizar mientras se va caminando, mientras se descansa en cualquier lugar o en cualquier momento. De los papás y mamas depende su diversión, se lo podéis enfocar para que aprendan y se lo pasen muy bien. Imaginación al poder.

"Los niños de hoy son el futuro de mañana"