Meditación del respeto

Para empezar la meditación podemos sentarnos realizando un gran círculo y siempre que los niños lo deseen pueden participar. La meditación durará unos 10 minutos. 

Hora a realizar las 15:00, pero si no cuadra la hora realizar cuando venga mejor y antes de empezar poner la intención de situarnos a las 15:00.

Antes de dar comienzo, nos sentamos con la espalda recta y las manos enlazadas con los pulgares tocándose entre sí.  Podemos explicar que en esta meditación vamos a trabajar el respeto, y les pedimos al grupo que si escuchan ruidos externos, no se impliquen emocionalmente, aprovecharemos ese momento para respetar nuestro entorno y todo lo que este implica.

Empezamos cerrando los ojos y relajando el cuerpo desde los pies hasta la cabeza. Cuando estemos relajando la cabeza, observamos el punto que hay por encima de las cejas en el centro de la frente. Adoptamos en ese momento la intención de detener el pensamiento y esperamos unos 15 segundos.

Ahora visualizamos una gran esfera de color blanca que engloba a todo el círculo, esta esfera nos ayuda a alinearnos y relajarnos, creando una energía de unidad con todos. Esperamos unos 7 segundos.
La esfera nos viene a aportar la energía del respeto, este valor elimina en su totalidad el abuso. El respeto implica realizar acciones con cuidado, con cariño, sin dañar en alguna medida aquello con lo que tratamos. Es un valor que nos acerca al amor, eleva nuestra vibración y la del entorno con el que tratamos.  Ahora tomamos unos segundos para reflexionar algunas de las acciones que realizamos con sumo respeto, esperamos unos 15 segundos. Con nuestra energía esta esfera empieza a crecer y vemos como todo el paisaje de nuestro alrededor entra en el campo de la esfera. Con mucho respeto la esfera crece y abarca extensiones enormes de la naturaleza, dejando a su paso la energía del respeto. Llega a la ciudad y visualizamos unos instantes cómo las personas de la ciudad entran en el campo energético de la esfera y vibran alto con el respeto que esta les aporta. Visualizamos la esfera creciendo y rodeando el mundo, transmitiendo la hermosa energía del respeto y eliminando completamente los abusos de poder, de confianza, abusos a la naturaleza. Esperar 7 segundos.
Ahora esta gran esfera del respeto se une a la red de valores y queda fija ayudando al mundo a vibrar en la energía del respeto a través del amor.

 FIN


Propósito para el domingo 27 de abril


En esta excursión se va a proponer el respeto, para que los niños lo entiendan se les debe explicar que deben tratar las cosas con cierta distancia, tratando las situaciones o las cosas con cariño, con cuidado. Si tratan con alguna persona se les debe explicar que nunca deben de hacerle daño, no deben sobrepasar la confianza que tengan y abusar de esta pudiendo llegar a ofender a las personas.

1º Traer una cuerda gruesa para trabajar la unidad

Para esta y demás excursiones se recomienda llevar una cuerda un poco gruesa, a la que los niños se puedan agarrar ellos solos. Esta cuerda forma parte de la red de valores y en el día de hoy será la cuerda del respeto. Antes de que los niños se agarren a la cuerda se les debe pedir el nombre a todos ellos para que se conozcan, y la edad de cada uno. Probablemente habrá niños de todas las edades.
Una vez se empiece la ruta, la cuerda será ideal para trabajar la fuerza de la unidad. Explicándoles a través de ejemplos que la fuerza de la unidad es mucho más fuerte que el trabajo individual. Si en el camino les paramos y les explicamos que queremos formar un muro. Para este muro cada niño coge una piedra y la pone en el mismo sitio, el muro se formará enseguida. Pero ¿cuántos viajes tendrá que hacer el niño para formar un muro igual que el que puedan formar todos a la vez?

Este es uno de los ejemplos de la cuerda, pero esta dará mucho margen para trabajar y enseñarles los diversos valores de la red.

2º Enseñarles a observar donde dirigen la atención


En este apartado es importantísimo enseñar a los niños que donde dirigen la atención, lo alimentan de energía, creando de esta forma su realidad interna. Esto es complicado explicárselo así, pero podemos poner el siguiente ejemplo:

En el medio del camino, paramos y levantamos una mano pidiéndoles que observen la mano. En ese momento les explicamos que su atención está en la mano y mientras esté en la mano no podrán pensar en otra cosa. Entonces les explicamos que cuando estén cansados, lleven su atención a pensamientos de yo puedo, estoy bien, me encanta el entorno. Estos pensamientos alimentarán emociones positivas y de esta forma aumentará su voluntad. Este ejercicio es recomendable hacerlo si vemos a los niños un poco cansados, además es importante que lo aprendan bien para controlar sus emociones en su día a día.

3º Preparar los nombres y conocer el entorno

Es importante que los adultos miren el recorrido de la excursión que van a realizar y se preparen nombres de plantas, flores y árboles de la zona para que los niños lo puedan aprender. A ellos les encantará aprender los nombres y reconocer su entorno por el camino.

4º Canciones y adivinanzas para el camino 

También es útil llevar canciones preparadas y adivinanzas, además de pedirles a los niños más mayores ayuda con este tema. Aunque la mayoría de los niños sabrán muchas canciones y les encantará compartir con los demás.

5º Traer para compartir en el postre 

Para la hora de la comida, como recomendación llevar algo de postre para compartir con los demás.

6º Implicación de los papas y mamas. 

Intentar que los padres de los niños se impliquen en la cuerda, porque no es un club de entretenimiento para los niños, es una actividad para compartir padres e hijos.


7º Por último y no menos importante ¡a disfrutar de un gran día que los niños y adultos recordaran con mucho cariño!